FISIOSEXOLOGÍA

Anorgasmia, dispareunia, disorgasmia, vulvodinia…

Seguramente todas estas «palabrotas» no las hayas oído hablar. Pero todas ellas tienen que ver con problemas en las relaciones sexuales. Muchas, muchísimas mujeres lo sufren, y todavía hoy se le considera normal.

Noooooooooo!!! Ya no más sentir dolor y al mismo tiempo vergüenza y miedo…!!

Algunas pacientes acuden a consulta por un tratamiento de suelo pélvico, como incontinencias o prolapsos… pero detrás se esconde una disfunción sexual. El problema muchas veces para nosotras, como mujeres, es que todavía no estamos acostumbradas a hablar de nuestra sexualidad, y puede que la mujer, de cualquier edad, no sepa ni tan siquiera a quién acudir. Sobretodo porque en estos casos necesitamos a un profesional cercano y muy empático, donde podamos expresar libremente y con confianza de lo que nos preocupa. Y no vernos sometidas a ningún juicio. Por eso es muy importante poder trabajar con un equipo multidisciplinar en ocasiones como es una sexóloga. Desde la fisiosexología trabajamos todo los desequilibrios hormonales, músculo-esqueléticos, ayudamos a recuperar el estado natural de la mujer. Para que seamos libres de sentir y disfrutar de nuestra sexualidad como toca.