Los Talleres son un espacio muy enriquecedor. Son espacios de contacto con grupos de mamás o mujeres interesadas en conocer sobre el suelo pélvico. Ellas aprenden, pero yo más. Sus preguntas, sus inseguridades y curiosidades, me permiten entender más a cada mujer. Es un espacio cercano donde ellas expresan, y yo acerco, les cuento, les explico también en qué consiste mi trabajo. Para ellas, generalmente, muy desconocido.

Participo, como socia de Amamanta, desde hace algunos años, en sus Talleres, me permite conocer las necesidades muy de cerca de las embarazadas y de las que acaban de ser mamás. Para mí es todo un regalo. Como siempre, gracias, gracias a todas las mujeres que se han acercado a escuchar, a preguntar, a conocerme.