Cómo un fisioterapeuta puede ayudarte sin tocar?

Ya sé que es difícil, pero no misión imposible.

Nuestra profesión es mejorar tu estado de salud o prevenir patologías.

Podemos comenzar conociéndonos. Como siempre la historia clínica, es decir revisar cómo está tu cuerpo ahora, y cómo ha estado para ir “encajando las piezas”.

Buscaremos antecedentes de cómo soy, como es mi postura, como trabajo, …intentaremos corregir “malos hábitos” en caso que existan y que hayan podido desencadenar una patología, y si no la hubiera prevenirla.

Te enseñaré, sino lo conoces ya, la importancia de los músculos del Suelo Pélvico, y cómo podemos hacer para mantenerlos siempre en forma.

A partir de ahí podemos establecer una pauta de ejercicios personalizados, y aunque suene obvio, en muchas ocasiones se pasa por alto. No todas las mujeres necesitan trabajar con ejercicios de kegel, o ponerse bolas chinas, o hacer hipopresivos… A cada una lo suyo.

Y poco a poco, ir dándole al cuerpo la respuesta o ayuda a la solución que pide.